RESUCITAR PARA SER LIBRES

La vida ya está llamada a ser pascua, a vivirse en esa tensión insalvable entre la entrega y la acogida, el dolor y la dicha infinita, la vida entregada y la vida recibida.

La pascua nos invita a celebrar, a vivir nuestra vida en plenitud. Es momento de presentar nuestra vida realizada, de ofrecer confianza y de estar abiertos a los aspectos positivos que iluminan el corazón dando sentido a todo aquello en lo que creemos. Para resucitar con Cristo no basta con vivir, hay que insertar la alegría de vivir con Cristo.

La pascua ilumina a la comunidad educativa, nos hace ser testigo de la libertad. Oportunidad para escuchar, para sentir la felicidad del otro que me hace libre. Juntos buscamos la comunidad resucitada, sintiendo la compañía de la Vida y dejando atrás la soledad que nos hace sentir muerto. Es tiempo de vivir juntos, de no sentir la soledad del patio o la del pupitre vacío. Tiempo de alegría, tiempo de comunidad, tiempo de vivir y disfrutar de la vida en su plenitud, tiempo de la fiesta de la libertad. Manifestar con nuestras vidas la libertad alcanzada, la felicidad plena y alegría de sentirnos acogidos por la comunidad resucitada.

Compartir

Sobre nosotros

Centro concertado en todos los niveles educativos: Educación Secundaria Obligatoria, Bachilleratos (Humanidades y Ciencias Sociales, Ciencias y Tecnología), Ciclos Formativos de Grado Medio (Cuidados Auxiliares de Enfermería y Gestión Administrativa) y Ciclo Formativo de Grado Superior (Administración y Finanzas). También se imparten actividades complementarias y extraescolares.